BOCAS DE INCENDIO EQUIPADAS

Las bocas de incendio equipadas (BIE) tienen como misión abastecer de agua para poder extinguir un fuego o enfriar una superficie de cara a evitar el avance del fuego y controlarlo.

La obligatoriedad de su instalación depende de algunos factores, como el tipo de actividad desarrollada, la superficie donde se desarrolla esta o la carga de fuego existente.

Una BIE consta de:

  • Soporte para la manguera (en las BIES de 25 mm será siempre una devanadera con abastecimiento de agua axial)
  • Válvula de cierre manual
  • Manguera plana o semirrígida equipada con racores
  • Lanza – boquilla


Todos los elementos deben tener una perfecta conexión entre sí, además de estar conectados permanentemente a una red de abastecimiento de agua siempre en carga. Por lo general, están alojados en un armario, que en el caso de la BIE de 45 mm es obligatorio.

El mantenimiento se lleva a cabo según la norma UNE-EN 671-3, viniendo indicado en el Reglamento de Instalaciones de Protección Contra Incendios (RIPCI R.D.513/2017),

Las bocas de incendio equipadas son muy eficaces, al proporcionar suministro de agua inmediato y continuo, siendo especialmente efectivas en las primeras fases de un incendio.

Las BIES de 25 mm de manguera semirrígida, pueden ser utilizadas por una persona sin experiencia previa.

Por su parte, las BIES de 45 mm de manguera plana poseen una mayor presión, por lo que el usuario debe conocer su funcionamiento previamente.

BOCAS DE INCENDIO EQUIPADAS

Las bocas de incendio equipadas (BIE) tienen como misión abastecer de agua para poder extinguir un fuego o enfriar una superficie de cara a evitar el avance del fuego y controlarlo.

La obligatoriedad de su instalación depende de algunos factores, como el tipo de actividad desarrollada, la superficie donde se desarrolla esta o la carga de fuego existente.

Una BIE consta de:

  • Soporte para la manguera (en las BIES de 25 mm será siempre una devanadera con abastecimiento de agua axial)
  • Válvula de cierre manual
  • Manguera plana o semirrígida equipada con racores
  • Lanza – boquilla


Todos los elementos deben tener una perfecta conexión entre sí, además de estar conectados permanentemente a una red de abastecimiento de agua siempre en carga. Por lo general, están alojados en un armario, que en el caso de la BIE de 45 mm es obligatorio.

El mantenimiento se lleva a cabo según la norma UNE-EN 671-3, viniendo indicado en el Reglamento de Instalaciones de Protección Contra Incendios (RIPCI R.D.513/2017),

Las bocas de incendio equipadas son muy eficaces, al proporcionar suministro de agua inmediato y continuo, siendo especialmente efectivas en las primeras fases de un incendio.

Las BIES de 25 mm de manguera semirrígida, pueden ser utilizadas por una persona sin experiencia previa.

Por su parte, las BIES de 45 mm de manguera plana poseen una mayor presión, por lo que el usuario debe conocer su funcionamiento previamente.