ROCIADORES

Los sistemas de rociadores son mecanismos fijos de extinción automática, dado que intervienen sin mediación humana

Están formados por una red de tuberías para la alimentación de agua, puestos de control y boquillas de descarga.
Las boquillas disponen de un dispositivo de cierre que es sensible a la temperatura, con el fin de abrirse para descargar agua sobre el incendio.

Los rociadores se activan en presencia de calor, descargando agua sobre el fuego de inmediato y de manera secuencial. Es decir, si el fuego no se controla con el primer rociador se abre otro y así sucesivamente hasta que el fuego se controle o apague.

Al actuar al comienzo de un incendio, se evita la propagación de este, extinguiéndolo por completo o controlándolo a los servicios contraincendios a intervenir en un área determinada.

Las normas de aplicación en este tipo de sistemas son: UNE 12845, CEPREVEN RT1-ROC17, NFP13 y FM GLOBAL.